El cantante santafesino suele jugar al fútbol seguido, con un grupo de amigos y también en partidos que arma su banda musical, pero hay una disciplina deportiva que realmente lo apasiona y es la que le baja toda la adrenalina: el boxeo. Pocos lo saben, porque no es de hablar mucho de eso, pero Uriel Lozano va todas las semanas a un gimnasio de boxeo y entrena junto a peleadores amateurs y profesionales, sólo que lo de él es simplemente deportivo, recreativo, y porque le gusta, pero no le interesa ni siquiera hacer guantes.