ALBERTO CAMPOS, BATERISTA DEL “POTRO” RODRIGO, ES PADRE DE LA CANTANTE MAGUI OLAVE Y SUEGRO DEL FUTBOLISTA DE ÉLITE MATÍAS SUÁREZ

Las fotos sn una postal de muchas cosas importantes del cuarteto y del fútbol de Córdoba.

En las dos está Alberto Campos, baterista, que supo formar parte de la banda de Rodrigo Bueno, “El potro cordobés”, desde el momento en que éste subió a los escenarios.

En realidad, Alberto fue el primer elegido de la banda, “porque es buen batero”, como dicen todos, y porque era el tío político del jovencito cuartetero.

El baterista estaba casado con Telu Olave, hermana de Beatriz Olave, madre de Rodrigo, y las familias estaban muy unidas.

Era tan estrecha la relación que cuando Rodrigo comenzó a recorrer las rutas del país y su madre se movió casi a la par, Flavio y Ulises, los hermanos menores, prácticamente vivieron en la casa del tío Alberto.

Telu Olave cuidó a los hermanitos del “Potro” con el mismo cariño que a sus hijas Magalí y Romina. Por eso, cuando murió, Ulises y Flavio la lloraron como a su segunda mamá.

Ulises tomó la posta musical de su hermano, con “La banda del potro”, que integraba el tío Alberto, y enseguida sumó como corista a su prima Magui.

Un día, un músico de la banda le presentó a la bella corista a un joven futbolista de las inferiores de Belgrano, el club  “Pirata”, del cual era tan fanático Rodrigo.

Se trataba de un delantero larguirucho oriundo de la ciudad de La Falda, llamado Matías Suárez.

Unión San Vicente, Belgrano, Anderlecht (Bélgica), otra vez Belgrano y River Plate (2019 hasta la actualidad) es el detalle futbolístico de aquel joven de La Falda tan vinculado a la familia Olave-Bueno. También hay que sumar convocatorias a la Selección nacional y posibilidades de ser llamado nuevamente por su gran presente como titular en el equipo de Marcelo Gallardo.

Magui Olave, con su papá Alberto como representante, retomó en los últimos tiempos su carrera como solista y busca un espacio en el competitivo mundo del cuarteto.

La foto de la izquierda muestra a Alberto, Magui y Matías Suárez. En la otra, Alberto está con sus sobrinos Ulises y Flavio Bueno y sus hijas Magui y Romina.

Alberto, Magui, Rodrigo y Ulises Bueno con el cuarteto, y Matías Suárez con el fútbol, son un orgullo para los cordobeses.