Tiene mucho trabajo, le va muy bien en gran parte del país, e igualmente ya piensa en un futuro lejos del escenario. Por eso Tony Angel armó una productora.

-¿Qué te llevó a encarar ahora una agencia en la que no solo vendés tus shows sino también el de muchos colegas?

-Algunos me dicen que me compro un problema porque sumo trabajo y preocupaciones en un gran momento laboral mío. Por suerte me va muy bien, con giras permanentes, todos los fines de semana. Por ejemplo ahora voy a Santiago del Estero y Tucumán de la mano de Eduardo Calafiore. También estoy preparando un show en un teatro de la avenida Corrientes, acá en Capital Federal, para setiembre u octubre. E igualmente siento que es el momento de aprovechar los 20 años de experiencia que tengo, los contactos y la amistad con empresarios, para ayudar a algunos colegas amigos, de la misma manera que otros me ayudaron a mí, por ejemplo Antonio Ríos.

-Por eso armaste la agencia.

-No voy a estar toda la vida sobre el escenario, y cuando deje de cantar quiero dedicarme a lo que conozco, que es el mundo de la música.

*Leé la nota completa en la edición 99.