Pocas veces se da este encuentro, porque ella (Johana Rodríguez) vive en Buenos Aires y él (El Turco Oliva), en Córdoba.

Las pocas veces en que se encontraron fue en Buenos Aires, en giras de Cachumba, con Johana también jugando de local, sin gira por alguna provincia.

Para el representante de ambos, Andrés Silva, es una alegría tenerlos juntos, porque les guarda cariño y porque ve que ellos se llevan bien.

Este vez el encuentro fue posible en territorio “neutral”, en plena gira de ambos artistas por Tucumán.

Por supuesto, la pasaron muy bien. Charlando, bromeando, contando historias y barajando proyectos, entre mate y mate.