EL CANTANTE SANTAFESINO ES OPTIMISTA SOBRE LO QUE VENDRÁ DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Del otro lado del teléfono, Sergio Torres se muestra tranquilo y optimista. Dice que en la cuarentena hace lo que nunca: estar a tiempo completo con su familia.

Y cree que eso es bueno.

Habló con MDT desde Santa Fe y recordó que inició la cuarentena mucho antes que otros.

-Comencé mi aislamiento el 11 de marzo. El 13 tenía el Teatro Colonial en Avellaneda, en Buenos Aires,  y días antes ya se venía gestando esta idea de parar todo y nosotros ya estábamos encerrados, viendo lo que acontecía en los países europeos con la pandemia.

-¿Qué hiciste a partir de ahí?

-Desde entonces, y hasta ahora, lo único que hago es abocarme a mi familia, a ayudar, a aportar lo mío. No hago mucha música. Sí estoy estudiando algunas cosas de guitarra, pero no componiendo. Intento  brindar a mi familia el instante máximo, que por mi trabajo nunca lo puedo hacer. Tal es así que el día de mi cumpleaños, el 17 de abril, y antes, el 5 de abril, que es el cumpleaños de mi esposa, Natalia, estuvimos en familia, acá, mis hijos, ella y yo. Y fueron momentos muy lindos.

-Después de dos meses de cuarentena, ¿cómo ves la situación de la música en particular?

-Como músico veo que vamos a tener una chance de renovación. Vamos a tener que cambiar el chip, para renovarnos en pensamiento, en un montón de aspecto en lo musical y en lo personal, porque es necesario hacer un mea culpa en muchas cosas. Yo no me preocupo por lo que estoy dejando atrás porque sé que el futuro va a ser mucho pero mucho mejor. Cuando nos activemos vamos a andar muy pero muy bien.

-En Buenos Aires hay mucha gente preocupada. ¿En Santa Fe se ve distinto?

-En Santa Fe, primero que hay mucho menos gente que en Buenos Aires. Y segundo, que somos bastante obedientes en el sentido de la cuarentena. La diferencia está ahí. Aquí tratamos de sujetarnos a los que nos piden y tratar de que pase esto lo antes posible. Tal es así que estamos en la cuarta etapa nosotros y hay muchos lugares, ciudades y provincias que están como nosotros. En cambio, en Buenos Aires no es así.

-Tenés hijos grandes que también están en la música.

-Sí, es verdad. Uno, Marco, es corista de la banda Los Dueños del Swing, está conmigo, viaja y canta conmigo. Mi otro hijo, el Chesta, es trapero, canta trap y lo hace muy pero muy bien. Compone sus propias canciones, hace sus producciones y eso me pone muy pero muy contento. También tengo a mi hijo El Cuco Torres, que es el compositor de la banda, junto conmigo y alguno de los otros músicos. También está en el equipo, codo a codo con nosotros. 

-¿Qué pensás para el futuro, hay proyectos musicales?

– Primero, lo que espero es que esto pase cuanto antes y podamos hacer lo que a nosotros nos gusta. Tengo proyectos con artistas internacionales como Felipe Peláez, Jean Carlos Centeno, Lucas Sugo y también uno con un cantante de Brasil, que estoy cerrando, viendo las posibilidades y tratando de hablar con la gente que me maneja mis sitios en plataformas digitales. Tratamos de abocarnos a estas cosas, ver las posibilidades de estar grabando con ellos en esta cuarentena. Después, un disco nuevo con Los Dueños del Swing. Siempre hay proyectos nuevos, cosas nuevas.

-Por último te pregunto por algo que no es muy conocido: ¿Qué recordás de tu etapa con Los Palmeras?

-Uh, muy linda.  Para mí fue una escuela. Tenía 16 años. Canté 10 meses con ellos. Fue hace mucho tiempo. Imaginate que ya llevo 41 años con la música. Siempre fue la única cuenta pendiente que tuve, el de no poder grabar con Los Palmeras. Pero sí me di el lujo de invitar a su cantante en este disco pasado, “Inolvidable”, donde conté con muchos artistas, con muchos cantantes, no sólo de la música tropical sino folclórica; me di varios gustos, canté con artistas internacionales, como Rudy Pérez de República Dominicana, como Joel Morales de Colombia, como Michael Stuart de Puerto Rico y muchos más. También con muchos de aquí, de Santa Fe, y de la Argentina. Y lo más relevante fue juntarme después de 11 años con Darío Zanco, director del Grupo Cali, cantar una canción con él e incluirlo del disco. Fue lindo revivir tantos momentos lindos que pase con Cali.

Para el final de la nota, Sergio quiso repetir un mensaje que transmitió al iniciar la charla:

-A todos les digo que no se preocupen por lo que dejan atrás, porque el futuro va a ser mucho mejor. Que Dios les bendiga.

Foto

Sergio de entrecasa, con su hijo Marco y en uno de los últimos shows antes de la cuarentena.