El cantante contó en una nota a MDT que el propio futbolista le confesó la admiración por su música

Mayo 2007, MDT número 5. En la página 16 hay una nota  a Sergio Torres que lleva como imagen la foto del cantante con un jovencito Lío Messi y juntos sostienen la camiseta del Barcelona, de España; la número 30, con el nombre del juvenil que ya deslumbraba al mundo.

En el momento de la nota, Sergio ya llevaba tres discos como solistas. Habló de su larga carrera y confesó que no le molestaba que todavía le pidieran en los shows los temas que había cantado con el Grupo Cali.

Luego contó que muchos futbolistas lo tenían como ídolo musical y se emocionó al recordar, en especial, su relación con Lío Messi. Relató que primero tuvieron una charla telefónica y que luego arreglaron reunirse, en unas vacaciones que el jugador del Barcelona pasaba con su familia en su Rosario natal.

“Quedamos en encontrarnos en una Shell. Allá fui con Nati, mi esposa, y por ahí paró una Mini Cooper negra y bajó el pibe. Me dio un abrazo que me emocionó el alma. Compartí un día maravilloso con él, me regaló la camiseta del Barsa, no paraba de hablar de mis temas. Otro día lo invité a un recital mío en el Broadway, de Rosario, y él se sentó debajo de la mesa de sonido, se sacó las zapatillas y, según me contaron mis hijos, miró todo el show como embobado. Para mí es un orgullo, si al lado de él soy un insignificante músico al que conocen unos pocos comparados con los que lo conocen a él en todo el mundo. Con esa cara y esa voz de chico que tiene me dijo un día: “Vos me acompañás a todos lados con tu música”. Se me caían las medias…”

Sergio Torres creció una enormidad como músico y su fans, que lo escuchaba desde chiquito y que se llevó su música a Barcelona cuando dejó el país, también siguió en permanente ascenso. Y en ese 2007 fue nominado por primera vez al Balón de Oro (no lo ganó, pero sí al año siguiente) y fue elegido el mejor jugador de la Copa América. Después ganó tanto, hizo tanto, que muchos lo consideran el mejor futbolista de la historia.

Hoy, viernes 28 de junio 2019, Argentina jugará por cuartos de final con Venezuela en la Copa América de Brasil. Un certamen que otra vez tiene a Lío Messi como su máxima estrella participante. Y Sergio Torres seguramente alentará con el alma a esa selección que tanto ama y a ese jugador de gambeta endiablada que un día le pidió ser su amigo.