La foto muestra una disputa periodística entre Abel, conocido acordeonista de la banda de Diego Mujica, y el cantante Marcelino.

Abel  estaba leyendo MDT y Marcelino le pidió prestado para ver algo, pero luego se demoraba en devolverlo, lo que generó reproches y el tironeo del preciado ejemplar de la revista.

Por suerte un cronista de MDT presenció la escena y sacó del morral otra revista para que los dos tuvieran un ejemplar.

Menos mal que llegamos a tiempo porque estuvo en peligro una larga y linda amistad.