UNA BANDA QUE REFLEJA SONIDOS DEL NORTE Y EL ESPÍRITU DE LA CUMBIA ARGENTINA

El músico Rodrígo Quiróz ensambló todos sus gustos y sus sueños en una banda que lo hizo más protagonista que nunca.

Está en la música desde adolescente y en la zona norte del conurbano bonaerense lo conocen desde hace mucho como integrante de varias bandas que hicieron historia.

Es el creador de Sabor Colombiano, una banda que nació en Grand Bourg, en la zona mencionada del Gran Buenos Aires, que viene cobrando notoriedad a pura cumbia colombiana, mexicana y sonidos propios de la cumbia argentina.

-Soy el dueño de la banda, acordeonista y cantante. Bueno, trato de cantar, jaja- dice Rodri –como lo conocen- con mucha autocrítica.

-Un proyecto que nació en pandemia y que está generando buenos comentarios.

-Sí, por suerte. Nació hace un año más o menos. El proyecto lo armamos con Daniel López, conocido como “B2 video”, que es mi productor musical.

-Tocaste en varias bandas y sos amigo de muchos referentes de la cumbia.

-Fui músico de Los Gedes y El Pepo. Conozco a todos los de La Vieja Escuela y con muchos soy amigo.

-Como Pablo Lescano…

-Es amigo desde hace muchos años. Lo conozco de cuando tocaba el bajo en Los Gedes, cuando tenía 17 años.

-También tocás otros instrumentos.

-Depende para qué grupo sea la sesión. A veces el bajo, a veces el teclado o los timbales; donde pinte, jaja. En la sesión de Jala Jala fueron los timbales; en la de Antonio Ríos, el güiro; en la de Amar y yo, el bajo. Estoy en casi todas las sesiones de “Sin miedo”.

-Contame de la experiencia de “Sin miedo”.

-Lo armamos un par de amigos fanáticos de la cumbia que se junta a hacer música, que grabamos en sesiones en vivo con artistas de La Vieja Escuela. De a poquito se nos fueron dando oportunidades de tocar con Pablo Lescano, con L-Gante (fotos de abajo), con El Viejo Marquéz, con Claudio de Onda Sabanera. Fuimos la banda de L-Gante en el reciente recital del Movistar Arena. Allí también está “B2”, quien me hace todos los contenidos junto con Gera, otro amigo de gran creatividad.

-¿Seguís con “Sin miedo” o ya estás a pleno con Sabor Colombiano?

-Sigo. Cuando puedo voy. Pero Sabor Colombiano va ocupando mis tiempos y espacios. Es un lindo proyecto que se va haciendo realidad. Estoy con Dante Alarcón y Florencia Mazzaferri como representantes. La verdad, muy ilusionado.

-¿Cómo describís a Sabor Colombiano desde lo musical?

-Una banda de zona norte que hace cumbia colombiana y mexicana con acordeón a botones. Es algo que no hay acá. No hay bandas que toque este estilo de música y con este acordeón. Antes teníamos que esperar que vengan de México. Ahora lo hacemos nosotros.

-Acá este acordeón se usa mucho en el chamamé. ¿No?

-Clarooo. En México y Colombia se usa para el vallenato, la cumbia colombiana y otros estilos. Nosotros creemos que el “sabor” es muy importante. La cumbia se toca con sabor, con gustito, como dice Pablito…Lescano.

-¿Cuántos integrantes?

-Seis en total. Conmigo están Manu en el timbal, Pablo en el bajo, Michel en guitarra y voz, Agustín en congas y Cristian en güiro.

-¿Tu primera experiencia como cantante?

-No, ya me había largado en otro proyecto anterior, que se llamaba Los hermanos de la cumbia.

-¿Cuántos temas llevan grabados?

-Presentamos tres.

-¿Todos cover?

-Sí, pero muy pronto presentaremos nuestro primer tema propio. Ya casi lo tenemos.

-¿Cómo los recibe la gente?

-Bien. Depende de dónde toquemos. La música que hacemos es más para un público más grande, pero a todos les gusta cuando empieza a sonar la banda.

-Imagino que en zona norte, en la zona de ustedes, los reciben muy bien.

-Sí, porque acá gusta mucho la cumbia colombiana. En zona sur también va entrando de a poco.

-¿Los temas que elegiste son de bandas que te gustan o fueron seleccionados por algo en particular?

-Son temas que siempre sonaron en Tropitango, en Scombro…clásicos que siempre quise hacer.

-¿Qué le agregaste o sacaste?

-Le agregué el acordeón a botones, que tiene un sonido diferente al acordeón a piano que usa el santafesino; suena más filoso, tiene otro brillo. Y a los temas le agregamos una mezcla de bases de DJ con acordeón. Esperemos que le guste cada vez a más gente.