“Lo que más me pasa por la cabeza con éste cierre de 2014 es que fue un año con un gran aprendizaje, de grandes desafíos también, porque hemos tocado en escenarios que nunca pensamos y además hicimos bastantes presentaciones grandes en Buenos Aires en un tiempo no tan extenso: Auditorio Sur, Auditorio Oeste, teatro Sala Ópera de La Plata, Coliseo de Lomas, Gran Rex y el Ópera de la avenida Corrientes, demasiada información en poco tiempo y la gente siempre estuvo al pie del cañón, eso es lo que más me emociona en éste cierre, es como que no te dejás de sorprender porque sabemos que las bandas hacen una o dos presentaciones grandes por año y después nos dedicamos a trabajar en lo tradicional, pero 2014 se dio de una manera medio atípica para mí, pude conocer como se manejan varias cosas y trabajamos a morir, muchísimo, todo el mundo lo sabe también porque estuvimos laburando a full en Buenos Aires y en el interior.

Cada año tiene algo distinto: en 2012 estuvo el Luna Park, en 2013 la firma con Sony, 2014 tuvo el desarrollo con la compañía, varios teatros que hicimos, nuevo disco… A todo esto le tengo que agregar que en 2010 nació mi primer hijo (Líam), en 2014 nació el segundo (Noah), todo va viniendo de una manera bastante loca para mí. Intenso, vertiginoso, lindo.

Estos últimos cinco años, laboralmente y a nivel personal, no dejan de sorprenderme, estamos muy unidos con los pibes de la banda, seguimos siendo los mismos, básicamente lo que puedo llegar a decir de este 2014 es que hemos crecido muchísimo… Y hago hincapié también en los fans, que a pesar de las varias veces que tocamos en lugares grandes, y sin que pasara mucho tiempo entre un espectáculo y otro, siempre estuvieron, con la entrada a 150, a 200, a 300 mangos… Sabemos que nuestro público es súper fiel.

Hay un eterno agradecimiento que, como ya dije en otras oportunidades, está muy lejos de ser demagogia, porque siempre demostré con hechos lo que pienso y lo que hago con la gente, con mis amigos, con mis fans. Agradecimiento puro. Si tengo que nombrar gente, es una banda de nombres que haría larga la lista y quizá, sin querer, queda alguien afuera. Es una gran familia en la que cada uno en su lugar aporta para que ésta maquinita siga caminando”. Firmado: Seba Mendoza.

Artículos Relacionados