El inicio fue en el convulsionado 2001. Recombo fue formado por Carlos Segovia, percusionista de Damas Gratis, y Daniel Velázquez, quien compuso 11 de los temas del grupo. Los otros dos de ese primer CD fueron autoría de “Carlín” y terminaron con una fuerte repercusión: “El pizzero” y “El baile de la botella”. En el 2003, por muchos motivos, pero especialmente porque el país no estaba bien, la banda se desintegró.

Sin embargo, la semillita quedó. Y volvió a brotar el año pasado. Carlín decidió tomar el mando del grupo, con dos integrantes de la banda original: Pablo Vernieni (Vocalista) y Sergio Brittes (acordeón y teclados). A ellos se sumaron: Abel Taborda (batería), Cristian Mosqueira (guitarra acústica), Alberto Valenzuela (timbal), Gastón Taborda (güiro) y Martín Castañares (bajo).
Carlín está entusiasmado con Recombo, que le roba gran parte del tiempo libre que le dejan los shows y las giras contínuas con la banda de Pablo Lescano.
Estos son los primeros párrafos de la nota publicada en MDT 136. Leela en la edición gráfica, que encontrás en los puestos de diarios y revistas.