A veces lo acompaña en las giras a su famoso padre (Daniel Cardozo), pero ya cada vez menos, porque su carrera como solista va avanzando. A veces no tan rápido como Puchy quisiera, aunque también es consciente que le tocó salir en un momento complicado del país.

-El 2015 me dejó muchas experiencias lindas a nivel artísticas. Valoro haber participado en un tema a dúo del disco que grabó mi papá con muchos artistas de primer nivel de la movida. También la oportunidad de cantar con Sebastián Mendoza, con Oscarcito de La Repandilla y también en un proyecto de Me dicen Fideo. Fue un año de novedades, de aventurarme a un camino distinto en mi carrera. Estoy agradecido a Dios también porque hay esperanzas en la lucha que día a día se da con la enfermedad de mi mamá. Eso me fortifica.
*Leé la nota completa en la edición 105