El Mago le contó a MDT qué lo llevó a tomar esa decisión

La nota que publicamos en MDT 145 transcurrió por varios caminos: el presente, con giras por todo el país y un próximo recital en el Teatro Colonial de Avellaneda; el futuro, con un disco nuevo que está alumbrando; y el pasado reciente, con decisiones que tomó en cuanto comenzó a trabajar solo, ya sin la compañía de su amigo Marcelo “El Chino” González, quien falleció repentinamente.

Ramón “El Mago” Benítez tuvo momentos de confesiones en la charla de MDT, como cuando dijo, al hablar del próximo disco que dará a conocer:

-“Ahora te vas”, “Choque de cometas”, “Te vas a arrepentir”…todas esas canciones las vamos a tener que tocar siempre, porque son clásicos que la gente está esperando en cada show. Y a esos éxitos les vamos a anexar las canciones nuevas. Es la fórmula de la que vivimos desde hace tantos años y, si no lo hacés, la gente te lo reclama.

Enseguida, él mismo aclaró que había canciones de La Nueva Luna, los grandes éxitos de la banda que él fundó y llevó adelante con El Chino, que al principio de esta nueva etapa había decidido no llevar al escenario.

El Mago le dijo a MDT sobre esto:

 -Ahí hay un cambio en mi manera de actuar que se dio de un tiempo a esta parte. Cuando salimos como El Mago y La Nueva evité hacer algunas canciones. Muchas cosas me llevaron a eso. Pero después me di cuenta que yo me limitaba y otros grupos los estaban tocando. Entonces me dije: ¿quien más que nosotros para hacerlo? Y decidí cambiar todo el espectáculo, armé otro show, que incluye enganchados con los éxitos de La Nueva. Y el resultado fue muy bueno. Noté que a la gente le gusta mucho.

-¿Por qué te limitabas?

-No te voy a andar con vueltas: Pensé que la gente tenía tan metidas las canciones con la voz del Chino que yo no lo iba a poder cantar de esa manera. Y de hecho no lo canto de esa manera. Yo tengo otra forma. Y hay canciones que no me dan, y no porque no llegue con la nota, sino por tocar la guitarra y cantarlo. Y si yo no me siento cómodo, es al cuete, no lo voy a poder cantar. Entonces lo fui probando. Hasta que lo hicimos en los ensayos y grabé un tema, y luego otro, y pedía la opinión de los pibes. De hecho, hay canciones que todavía no las hice. Las voy introduciendo primero en mi persona y cuando yo veo que las puedo cantar, ahí me largo.

(La nota completa la leés en la edición impresa, que encontrás en puestos de diarios y revistas).