ABRIL, LA HIJA DEL CANTANTE, YA TIENE EQUIPO PARA ALENTAR CUANDO SEA GRANDE

El Polaco es fanático de Temperley, al que alienta desde niño, y eso todos sus seguidores lo saben porque tiene tatuado el escudo del club.

Además, siempre anda con alguna remera o camiseta del “celeste”, como en los ensayos de estos días, junto a su pareja Barby Silenzi, para el inminente debut de ambos en “ShowMatch La Academia”.

Ya no va tanto a la cancha como cuando era adolescente. Esa es una de las cosas que más lamenta de todo lo que dejó de hacer por su trabajo con la música.

Abril, la más pequeña de sus hijas, ya tiene marcado también de qué club será hincha.

En eso, El Polaco no dejó opción y ya viste a la niña con la camiseta del “celeste” y le canta las canciones que él grita para alentar al club de sus amores, que hoy milita en la Primera B Nacional, el principal torneo de ascenso del fútbol argentino.

Al “Celeste” no va bien en el presente campeonato y El Polaco, como todos los fanáticos del club, ven difícil que su equipo vuelva pronto a la máxima categoría.

Si Abril cambia de camiseta cuando sea grande no tendrá que contarle de entrada a su fanático papá porque entonces, como dice el cantante, “se pudre todo”.