La gente de Pasión de Sábado (América TV) sigue recibiendo los saludos de quienes piensan que debieron ganar nuevamente el Martín Fierro a programa musical de la televisión, como el año pasado. Esta vez no se les dio y hay gente vinculada al mundo del espectáculo que opina que se trató de una injusticia. Se los dijeron en la misma velada a los Serantoni (los hermanos Adrián y pablo y a Matías, hijo de este último) y a los conductores del programa, Marcela Baños y Lisandro Carret. Todos estaban muy elegantes esa noche, como se ve en esta foto. Ellos por su parte, no se quejan por lo ocurrido. Al menos en público. “Ya vendrá de nuevo”, dicen, en referencia a la famosa y codiciada estatuilla.