Es la más pequeñita de las tres hijas del Polaco y la que recibe más mimos, obviamente. No sólo de papá. También de las hermanas y del resto de la familia.

Para El Polaco, Almita es como el cable a tierra, la paz en el mundo, en medio de la vorágine en la que de a poco va entrando por su próxima participación en el espacio televisivo de cocina que pronto estrenará Telefé, con la conducción de Santiago del Moro.

El programa sufrió una demora porque el conductor y una de las participantes (Analía Franchín) se contagiaron de Covid-19.