Entrar a una casa de instrumentos es un momento especial para cualquier músico. “Te querés llevar todo”, es la frase común entre ellos cuando hablan de esa visita.

Hay momentos en los que adquirir aunque sea uno de esos “chiches” en exposición se hace cuesta arriba. Y para otros hay etapas en que la duda es qué instrumento nuevo adquirir.

Ramón “El Mago”  Benítez no escapó al magnetismo de siempre frente a tantos instrumentos a la vista y a la mano. Decidió sacarle notas a una guitarra y volvió a emocionarse (al tacto, a la vibración de las cuerdas…) como cuando era un pibe y comenzó su amor por ese instrumento.