El mismo día que se lanzó un video que puede significar mucho en su carrera, Pablo Lescano saltó de una punta a otra del país para seguir trabajando y, además, para dar rienda suelta a una de sus pasiones: la pesca.

El viernes 3, Tini Stoessel lanzó su clip “22” a nivel mundial y en él aparece Pablo Lescano tocando su teclado. Para el rey de la cumbia argentina esto es muy importante porque lo presenta ante un público que no lo conoce. Es decir, tiene muchísimo para ganar.
Ese mismo día (noche, en realidad) tocó en la Fiesta Nacional del Surubí, en Goya, Corrientes, junto a Viru Kumbieron.
A Goya llegó en un avión privado, una de las maneras en que se mueve últimamente de una punta a otra del país. Unas horas antes había tocado con su banda en San Julián, en La Patagonia argentina.
Pablo Lescano no sólo tocó en la Fiesta del Surubí. También participó en el concurso. La pesca es uno de sus hobbys y en los últimos años se convirtió en una gran pasión.
Su equipo terminó primero en su grupo. En la general no le fue tan bien, pero igualmente Pablo Lescano está feliz porque siente que progresaron en comparación con las otras participaciones. La pesca en competencias no es sólo tirar la caña y esperar que pique. Y él lo sabe muy bien.
En la música, en cambio, le va muchísimo mejor.