La «selfie» de Marcelo Kessel con Karina fue como testimonio de un nuevo trabajo conjunto. Él como programador y ella como artista. Fue al final de un show en el que todo salió muy bien en todos los aspectos y tras la breve charla sobre ese momento y sobre proyectos, surgió la imagen. Se conocen hace mucho, se respetan y valoran. Están en MDT 146.