Cumpleaños, su primer teatro y su primer Premio Gardel.

Por eso, junio 2015 será inolvidable para Nolberto Al K Lá, a quien Sebastián Mendoza (uno de sus competidores este año por el gran premio a la música), definió como “un gran luchador, un trabajador de la música”.

Él agradeció por las redes sociales esas palabras de su joven amigo, con quien suelen hablar largo y tendido cuando se encuentran en alguna ruta del país.

El dominicano ganó el Gardel dos días antes de su show en el Teatro Gran Ituzaingó y no fue a recibirlo porque consideró una falta de respeto que a la movida tropical esa estatuilla no se la entregaran en el Gran Rex sino en un bar aledaño al teatro.

-Dicen que fue por un problema relacionado con la televisación, pero no me interesan los motivos. Fue una falta de respeto al género que hace bailar al país y a muchísima gente en el exterior, porque la música tropical argentina es de exportación. Seguramente todos los directivos, todos los empleados y todos los que votan, bailan cumbia, cuarteto o merengue en las fiestas que organizan. La diferenciación que hicieron con otros géneros es dolorosa- dice Al K Lá.

-¿Te dio mucha bronca?

-No es esa la palabra. Yo no le tengo bronca a nadie. Me apenó, porque el Gardel es un premio a la música. Y en la movida tropical hacemos música como en todos los otros géneros. Igual, para mí fue una alegría inmensa el sólo hecho de estar nominado. Es un premio que todos los músicos estamos esperando. Yo llevo 19 años en la Argentina y ya van 14 como solista. ¿No vale nada eso? Nosotros somos tanto o más laburantes que los de cualquier rubro.

*Leer la nota completa en la edición 99.