EL CANTANTE SIGUIÓ TRABAJANDO A DESTAJO EN SU PRODUCTORA Y BRINDÓ SHOWS CON LA MULETA A UN COSTADO DEL ESCENARIO

Oscar Belondi se operó de la rodilla izquierda y ni siquiera eso frenó el impulso meteórico de Parulo Producciones.

Más bandas que pasaron por el estudio de grabación, con la supervisión y el consejo del “flaco”.

Más formaciones que se sumaron a Parulo Récords, con todos los beneficios que el artista comparte generosamente con sus colegas.

Más agendas de shows que se apilan en su escritorio y los teléfonos que se recalientan con sus llamados o los mensajes que va recibiendo.

Y Oscar Belondi siguió transitando los distintos pisos de Parulo Producciones, como siempre, sólo que en muletas.

Sólo de a ratos escuchó los consejos para que descansara un poco esa pierna recién operada.

“Tenés razón”, repitió una y mil veces ante los pedidos, no sólo de sus colaboradores permanentes.

Todos los visitantes le aconsejaban lo mismo.

Pulgar arriba, y su sonrisa permanente, fueron las respuestas.

Y La Repandilla siguió trabajando los fines de semana. Oscar Belondi llegó a cada lugar con las muletas, que quedan a un costado del escenario.

Y en cada show, la pierna izquierda descansa (un rato, no todo el tiempo) sobre la caja de algún instrumento, como se ve en la foto de su show de anoche en Luján Jockey Club (a 60 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires), donde volverá a presentarse hoy (viernes 5 de marzo), por segunda noche consecutiva.

Por un tiempo los fanáticos no podrán disfrutar de sus bailes murgueros. Mejor, por otro lado, porque el público también debe adaptarse al momento, a los protocolos que impone la pandemia para este regreso de la música en vivo.

Y también por la pandemia, por ahora La Repandilla no se mueve de Buenos Aires.

Ya llegará el momento para cumplir con los pedidos de esos fanáticos que se comunican a las redes sociales desde todo el país para decirle que extrañan el show de La Repa.