SU RELACIÓN CON LA GENTE EN LOS BAILES Y EN LAS REDES SOCIALES

-¿Sos un enfermo de las redes sociales o lo justo y necesario?

-Creo que lo justo y necesario. Me pasa algo que no sé si es común en colegas, pero yo lo implementé en mí y es algo que me agrada. Tengo un celular personal cuyo número tienen mi representante, mi manager, la banda y la familia. Después tengo otro al cual le dedico dos horas por día, mayormente a la noche, y con ese hablo con todo el mundo.

Pongo en Instagram que estoy en wasap e inmediatamente me entran muchos mensajes y yo respondo a todos, hago video llamadas y más de una vez despierto a la gente;  me encanta estar relacionado con la gente, soy una persona muy sociable.

Estoy en mil grupos de wasap. Trato de responder a todos y estar en contacto con quienes me buscan. Esta relación con la gente se dio de forma natural. Por los temas y por mi manera de ser. No compro suscriptores en YouTube ni seguidores en Instagram.

Todo lo mío es real. Todo lo que tengo, todos los seguidores, todo lo que figura, es real. Mozthaza no manipula redes sociales.

-¿Y cómo es tu relación con la gente en los bailes?

-Me súper encanta lo que pasa en cada lugar al que voy. En todos.  Lo puede decir mi manager, Carlos, que a veces me tiene que sacar a los empujones de los boliches porque yo soy de los que piensan: “Mi banda tarda 10 minutos en desarmar todo de los escenarios y subir los instrumentos a la camioneta; bueno, esos minutos los paso con la gente”. 

A veces hasta bajo del escenario a la pista misma. Y mi manager me tiene que sacar de ahí. Es algo que me gusta. Pegamos tanta cabida con la gente, tanta buena onda, que no me cuesta nada. Y en el último baile siempre me quedo a sacarme fotos.

Al otro día cuando me etiquetan, subo todo a mi historia de  Instagram. Por ejemplo, la gente me manda videos escuchando mis temas y yo los subo. Pienso que ellos son los que nos suben y nos bajan, son quienes deciden qué artista está aprobado o no.

(CONTINUARÁ)