EL PRIMER TEMA QUE DESATÓ EL ÉXITO Y SU EXPLICACIÓN DE POR QUÉ GRABA TANTOS DÚOS

(TERCERA PARTE DE LA NOTA PUBLICADA EN MDT 149)

-Los comienzos fueron algo loco. La verdad, hasta inexplicable –dice Jordan-.  Subí los temas a internet y se empezaron a escuchar. Nadie sabía quién era el cantante y a mí me daba vergüenza decir que era yo. Por ejemplo, estábamos de gira con El Villano por Uruguay y nos pusimos a escuchar temas en la camioneta.  El productor de allá le pregunta a Jhonny quién era. “¿Te gusta?”, le respondió. “Sí, está bueno y podríamos hacer algo acá”, dijo. Yo estaba en los asientos de atrás y me puse muy contento. Johnny le contó: “Es Jordan, el animador de mi banda”. A mí me daba vergüenza toda la situación. Como me lo pidió, le dejé un pendrive con algunos temas. Le gustó, pero la verdad es que después no se animó a llevarme.

-¿Cuál fue el primer éxito grande?

– “PPP”, que es un reggaetón de Kevin Roldán, con quien me pasó algo loco. El mismo Kevin lo escuchó y en mi Instagram le puso un me gusta. Se me cayó la pera cuando lo vi. Él mismo subió el video clip a sus historias de Instagram. Fue muy emocionante para mí porque un reggaetonero famoso aprobó la versión en cumbia y eso me generó un orgullo terrible.

PPP fue el tema que me abrió todas las puertas. Empezó a sonar en todos lados. La primera vez que empezamos a tocarlo fue una locura. Es un cover, pero la gente lo identifica con Mozthaza. No sólo suena en todo el país. También en los aledaños.

Ya fuimos varias veces a Uruguay y tenemos fechas programadas para Chile y Brasil. Se viene otro mercado paralelo muy bueno.

-Sos de grabar mucho con colegas. Tenés infinidad de “feat”.

-Empecé con otra manera de trabajar: grabar con todo el mundo. A todos les digo que sí. Me escriben a mi Instagram y arrancamos. Igualmente, ahora estoy cambiando un poco, en el sentido de buscar que el tema vaya acompañado de un buen video, algo lindo. Trato de que sea algo más elaborado y comprometo al colega para que también forme parte de esto. Pero tengo el sí fácil para los “feat”. Y eso me hizo conocer a mucha gente nueva. Soy de los que piensan que todo el tiempo hay que relacionarse, abrir la cabeza, escuchar otros ritmos, a gente más grande o más chica que yo, abrir el oído, y no cerrarlos, como hacen muchos de mis colegas a los cuales les digo que el dúo no es competir.

(CONTINUARÁ)