EL CANTANTE ESTÁ EN SINTONÍA CON COLEGAS QUE, RECLUIDOS EN SU CASA, NO PARAN DE SEGUIR PRODUCIENDO

Mozthaza está entre los colegas que no se detienen frente a la adversidad, a esta cuarentena que mantiene a la gente en sus casas e impide las reuniones.

-En esta cuarentena me las paso grabando todo el día, todo el tiempo, haciendo colaboraciones  con una banda de artistas que me invitan a participar- le cuenta a MDT.

-En una nota anterior nos hablaste de este gusto tuyo por grabar con los colegas aunque no sean conocidos. No es común. Otros piensan que, llegado a un nivel de su carrera, tienen que cuidar con quien hacen “feats”.

-Así  es. Siempre pensé lo mismo. Pienso que todos los músicos somos iguales, estemos en el lugar que estemos en un ranking de popularidad, que siempre es momentáneo. Hoy podés ser el 4, el 20 o el 30. Y al poco tiempo bajás o subís muchísimos puestos. Yo soy feliz cuando me piden grabar con ellos, porque quiere decir que de a poco me fui haciendo conocido y estoy muy contento porque me convoquen un montón de artistas de otros géneros para participar de sus canciones.

-¿Con quiénes grabaste ultimamente?

-¡Uff, con muchos!  Por ejemplo, estoy haciendo una linda canción con La Contra, una banda de Santa Fe. También estoy grabando con Mak Donal, con El verdadero, con Maxi Tolosa, con El Keke, con Keny y, siempre, con Chipy, mi amigo y productor. Espero que a la gente le agrade lo que grabamos.

-¿Se extrañan los shows?

-Muchísimo. Se extraña desde lo afectivo, por lo que significa emocionalmente para un músico, y también desde lo económico. Está dura la cosa.

-¿Cómo te imaginás el regreso a la actividad para la música?

– Lo veo complicado. Pero lo que hoy sé es que con una tecla apagaron el mundo, pero nunca podrán apagar la música.

-Muchos piensan lo mismo que vos.

-Todas las bandas seguramente están en la misma sintonía. No tengo dudas de eso. Porque veo lo que se publica, porque escucho a otros, más allá de lo que uno comparte con los que tiene relación o se acercan. Todos estamos trabajando, haciendo música para compartir, no para competir.