LA CANTANTE CUARTETERA TIENE UNA GUÍA ESPIRITUAL EN SU CARRERA

La vocalista busca su espacio en el difícil mundo del cuarteto, donde tradicionalmente dominan los hombres.

Su respaldo permanente son: en la música, su primo Ulises Bueno y muchos colegas que la aprecian y quieren; en su casa, su esposo Matías Suárez, con quien se puso de novia cuando él jugaba en las inferiores de Belgrano de Córdoba (hoy es estrella de River Plate).

Para Magui Olave, a la vez, hay alguien que la empuja en su carrera. Alguien que ya no está en este mundo, pero que la alienta desde la eternidad.

“Si hay algo que me dejó como enseñanza mi mamá en esta vida es que jamás deje de luchar por mis sueños”, aseguró.

“Los sacrificios, los esfuerzos, el trabajo, la perseverancia y las ganas que uno le ponga, con la buena energía para dar lo mejor de uno, para que lo mejor nos vuelva, es la clave para lograr disfrutar de lo que hacemos”, añadió la cantante cuartetera.

Magui siente que su mamá la guía desde algún lado y no olvida sus palabras.

Estela Maris Olave, más conocida como Telu, era hermana de Beatriz, la mamá de Rodrigo y Ulises Bueno.

Ambas hermanas estaban muy unidas. Telu era madrina de Rodrigo, a quien amaba, y cuidaba de Ulises cuando Bety Olave acompañaba al “Potro” Rodrigo en Buenos Aires.

Magui dio un recital la semana pasada en Córdoba y continúa con sus shows en vivo, buscando un lugar en el género, con las palabras de su madre como guía  permanente.