-¿Fue bueno para vos el 2018?- le preguntamos a El Guachoón en la nota para MDT 139 (es la de tapa).
-Sí, muy bueno. Se armó un buen equipo con “Betín”. ¿Cuánto va? (le pregunta a su representante, Beto Godoy, que asiste a la nota en silencio y que contesta: “Dos años”). ¿Nada más? Parecía más. Se trabaja bien, también salimos al exterior, a Uruguay, a Brasil, y acá andamos por todos lados.
-Sos el Papá Guachoón de los egresados y estudiantes.
-¡Exacto!
-¿Por qué crees que te eligen para ese tipo de fiestas?
-Porque me ven como a uno más de ellos, aunque tengo más edad, por supuesto. No te voy a decir que me escucha toda la familia porque no es así. Me escuchan más los pibes. Todavía me falta para ser como el Grupo Sombras, por ejemplo, que ustedes sacaron en la última revista. ¡40 años!, qué loco. ¡Aguanten el Grupo Sombras y Juan Zapana, que toca el teclado como yo! Lo que admiro de este grupo y de un montón de consagrados son los estilos firmes. Como se mantienen a pesar de las modas. Está bueno ir cambiando, ir mutando y reacomodando tu música, que tiene un estilo, pero también está bueno conservar eso que te llevó a causar algún impacto en la gente.
-Ya al principio de El Guachoón nos contaste que en el interior acostumbrabas reversionar algún clásico de la zona. El respeto por los clásicos lo tuviste desde siempre.
-Yo soy de subir videítos en las redes sociales en las que toco temitas en el teclado. Y la gente me hace pedidos. Por ejemplo, alguna guaracha, y entonces les mando algún tema de Koli Arce. Para el sur, alguno de Los Dragones. Para Córdoba, algún cuarteto. En el norte, algún huayno, temas con siku y con flauta, que obviamente hacemos con el sintetizador del teclado. Algún tema de Los Tekis, por ejemplo. El folclore está muy presente en el norte y tratamos de adaptar nuestra cumbia. Así siempre.
*La nota completa la encontrás en la edición impresa. Buscá MDT 139 en los puestos de diarios y revistas.