Una banda que conquistó a los amantes de la cumbia santafesina con sus temas y la potencia del show

Los Bam Band, ¡Qué orquesta! Eso es lo que dicen todos en Santa Fe (donde están entre los número uno desde hace muchos años) y en distintos puntos del país. También van cosechando elogios más allá de La Argentina, según le contó a MDT Claudio Gaete, el cantante de los Bam Band Orquesta.

La nota se publicó en MDT 141. Lo publicamos nuevamente, ahora en nuestra página, para aquellos que no hayan comprado la revista en su momento.

 -¿Como viene el disco?, le preguntamos de entrada.

-¡Muy bien! Es muy nuevito. Salió en la segunda semana de diciembre y tuvo una buena aceptación. Hicimos un compilado de los clásicos, del primero al último disco, y la verdad que a la gente le gustó mucho. Además, metimos cuatro temas nuevos y “El Tra” enseguida se empezó a escuchar bastante.

-El título del material refleja los años de trayectoria. Y la gente dice: ¡12, ya!

-En realidad, el 30 de enero 2019 cumplimos 13, jaja, pero como el disco salió atrasado, le pusimos 12.

-Refresquemos un poquito la historia del grupo: varios hermanos, un pasado por Cali y otras bandas…

-Sí. Tocábamos con mi hermano Iván  en el Grupo Cali y mi hermano más grande tocaba tumbadoras en La Sonora Bonita. Después que Sergio Torres se hizo solista estuvimos un año más con Cali, con la voz de Chanchi, y un día mi papá nos da la idea de armar lo nuestro. Mucha bolilla no le dimos. Pero la semillita prendió. Iván decide grabar tres o cuatro temas con mi voz para ver cómo quedaban unas canciones que tenía, pero no porque pensáramos que yo sería cantante. Era algo para nosotros, una maqueta para escuchar en casa. Da la casualidad que ese año se va Ramiro Villalba del Grupo Alegría, empieza a grabar en Santa Fe Recording y nos pide a nosotros la percusión. El dueño del estudio se entera que estábamos grabando por nuestro lado y al vernos nos dice que quería escuchar lo que estábamos haciendo y que, si le gustaba, nos iba a sacar el disco. Le gustaron y, casi sin pensarlo, así empezó toda esta locura, en el 2006.

-Recontra positivo. La pegaron de entrada.

-Al principio nos costó un poquito. El primer disco no me gusta para nada. Es uno de tapa azul. Fueron los primeros pasos, con muchas cosas que luego se corrigieron. El segundo fue distinto. Tenía “Mirame a la cara”, que dio vuelta todo y ya es un himno para nosotros, es el tema que nos hace reconocidos a nivel país. Es un clásico de la banda. Después llegaron otros, por suerte;  un tema por disco te diría.

 -Hay algo que los distingue: lo que ofrecen en vivo. Hacen honor al título de Bam Band Orquesta.

-Nosotros siempre tuvimos esa idea, de tocar lo que estaba grabado y ofrecerle un poco más. El encargado de todo ese quilombo es mi hermano Iván, el más chico, que es el loco del sonido, de que las cosas salgan bien, de la ropa, de la presencia. 

-¿Cuáles son las referencias musicales para ustedes?

-Nosotros escuchamos todo tipo de música. Lo que sí te puedo decir es que con el tiempo nos fuimos conteniendo en la propuesta porque por ahí nos pasábamos de rosca. Hemos cometido errores de meter un montón de cosas, de percusión, de cargar el show y como que la gente miraba y no entendía mucho. Y ahí es como que empezamos a sacar. Lo estamos limitando a Iván, que es un tipo que toca de todo. Ahora entramos en la órbita de que la gente se divierta, que entienda lo que uno hace arriba del escenario.