BRILLARON CON ELLA EN SU ÚLTIMO RECITAL

La princesita de la movida tropical vivió un momento único, de amor intenso, que la emocionó todo el tiempo.

El recital acústico que brindó en Teatro Tango Porteño (Cerrito 570), a metros del obelisco de Buenos Aires, cobijó sus sentimientos profundos.

“Quedará siempre en mi memoria. Volver en formato acústico y seguir acoplada de todos ustedes, sólo me genera un sentimiento de gratitud eterna”, escribió Karina en sus redes sociales.

Un mensaje para sus seguidores más fieles, allegados y fans, que estuvieron con ella en esa noche especial.

Su gente, su música, colegas queridos (como Marcela Morelo, que cantó con ella), los aplausos permanentes con cada canción, mantuvieron a Karina con los ojos rojos de emoción.

Nicolás Furman, su pareja, abrió el show con su propia banda y Solcito Cwirkaluk, la hija que Karina tuvo con El Polaco, cantó también y maravilló a todos con su voz.

Pocos días antes, Sol había cantado con su madre en el estudio de ShowMatch y maravilló a la audiencia. A los 13 años demuestra que avanza firme en la misma carrera que sus padres.

“Gracias a todos los que aportaron y trabajaron para que cada una de mis ocurrencias y detalles se muestren tal cual las imaginé”, escribió también Karina en su mensaje de agradecimiento a las pocas horas del show.