Pablo Serantoni y su hermano Adrián son los productores generales de Pasión de Sábado, el programa que llega a los hogares del país a través de América TV.

En este 2019 vienen festejando los 30 años. ¿A qué se refieren?
Pablo Serantoni cuenta en MDT 143: “Mi viejo, Marcelo Serantoni, y mi padrino, Roberto Fontana, iniciaron la patriada de poner artistas tropicales en pantalla. Uno de los primeros fue Riki y después, Alcides, que en el momento de ser presentado estaba con su acordeón. Mi viejo y mi padrino lo miran y lo ven, con el pelo batido como usaba en ese momento, y con el instrumento colgado del hombro. No entendían nada y le preguntan: “¿Usted es el cantante? Sí, contesta él. ¿Y qué hace tocando el acordeón? Yo toco el acordeón. “No, no, si usted canta, no toca. Deme el acordeón acá”. Y le arrancaron el acordeón. Y lo presentan. Alcides salió a cantar, pero no sabía qué hacer con las manos y empezó a levantar los deditos, un gesto que le quedó para toda su carrera. Pero era porque no sabía qué hacer con las manos. Imaginate que en ese momento ya había un prejuicio enorme con los artistas tropicales y un tipo parado ahí tocando el acordeón y cantando, con los pelos ensortijados como los tenía él, podía generar muchas críticas. Lo quisieron como emprolijar y él no sabía qué hacer con las manos porque estaba acostumbrado a tocar el acordeón”.
El pasado, este enorme presente de SER TV (la empresa que lleva adelante con su hermano) y los proyectos (como una película muy especial) forman parte de la nota.
Pablo Serantoni tampoco eludió definiciones: ¿le gustaba la cumbia cuando era joven? ¿Todavía hay prejuicios con la movida tropical? ¿Se siente satisfecho por todo lo conseguido?

En esta foto lo ves tal cual está siempre cuando se emite Pasión de Sábado: en la punta del estudio, supervisando todo, participando desde afuera con el entusiasmo que le pone a la producción del programa durante la semana.
Lo lees en MDT 143.