SON HEREDEROS MUSICALES DE FAMILIAS QUE SE CONOCEN HACE DÉCADAS Y QUE MARCARON AL GÉNERO

Lorena es hija de Carlitos “La Mona” Jiménez y Ulises, de Pichín Bueno y Bety Olave.

Es decir, son hijos de dos familias cordobesas de raigambre cuartetera que se relacionaron aún antes que la fama llegara a sus vidas.

 La Mona conoció a Rodrigo “El Potro”  y a Ulises desde que éstos eran chicos. Los vio crecer y su imagen fue un ejemplo musical permanente para los hermanos Bueno.

Lorena fue invitada por Ulises para un show en la ciudad cordobesa de Cosquín, cantaron juntos sobre el escenario y luego la hija de “La Mona” contó su emoción en las redes sociales.

Hizo mención también a Magui Olave, prima hermana de Ulises e integrante  de esa familia cuartetera que forman los Bueno-Olave.

Lorena Jiménez escribió:

“Esta noche fue muy importante. No nos vemos, la conozco a Magui Olave, nos reímos, nos compartimos cosas de chicas. Nuestras familias estuvieron siempre cerca. Hoy, en un mundo difícil estos encuentros te dan una mano. Te sorprende. Te invita a querer mucho más que nunca la música, el encuentro y la historia”.