Ulises Bueno está sorprendiendo a propios y extraños. Muchos no le daban larga vida a su decisión de alejarse por un tiempo de los escenarios. Pensaban que extrañaría sus costumbres artísticas y que volvería pronto.
Sin embargo, el cantante va mostrando que lo suyo fue en serio y está cada vez más contento con la etapa de “oxigenamiento” encarada.
Por ejemplo, se tomó con entusiasmo el ciclismo, que practica con enorme pasión. Y él se volcó al de ruta, que tiene también mucho de aventura.
Y no faltan quienes lo tildan de embajador del turismo cordobés, porque se dedica a subir a sus redes sociales los hermosos paisajes de su provincia. Como es una figura mediática, sus mensajes llegan a mucha gente. Y las bondades cordobesas quedan bien posicionadas.
Un ejemplo es esta foto en las altas cumbres, camino a San Marcos Sierras, el pueblito cordobés que enamora a todos aquellos que la conocen.