TOCA CUMBIA EN SU GIRA POR ESTADOS UNIDOS Y A LOS FANS LES MANDA ALGUNAS EXPERIENCIAS DEL VIAJE

 “Hasta que un día con mi grupo de cumbia, Damas Gratis, llegué a tocar en Las Vegas”, escribió Pablo Lescano como epígrafe de esta foto de arriba.

Se lo ve debajo del cartel de entrada del casino con hotel de lujo donde se presentó Damas Gratis en Las Vegas, corazón del juego en Estados Unidos.

Una gira que el cantante viene mostrando en su cuenta de Instagram, como un cronista de viaje.

El servicio y los productos que se ofrecen en un bar, la prueba de sonido en un boliche, un hotel de Las Vegas por dentro, son algunas de las imágenes que muestra en sus filmaciones.

Pablo le pone su voz, sus ironías, sus bromas a los acompañantes, sus sorpresas y mensajes en los tantos videos (algunos, bastantes largos) que va subiendo con su celular de alta generación.

Muchos de su equipo, como su hermana Romina, no quieren entrar en sus crónicas y él, respetuoso, no insiste.

Pablo Lescano le sumó tecnología, y una enorme audiencia, a fórmulas de antaño. Que siempre gustan.

Es un mini reality con espíritu y ojo cumbiero. No es Marley recorriendo lugares y generando bloopers con algún acompañante mediático. Nada que ver.

 Lo suyo se parece más a los videos que un familiar pasa a su gente al regreso de un viaje y que generan risas, sorpresas, admiración y (¿quién no lo experimentó?) mucha envidia.

Sus crónicas ya son un clásico. Filmó colores, sabores y música callejera de Córdoba cuando fue a grabar con La Mona Jiménez, recorrió sitios de la ciudad de Santa Fe cuando se juntó con el Grupo Trinidad y se mostró en las Cataratas del Iguazú, no hace mucho, durante una gira por Misiones.

Sus fans ya esperan estas crónicas. Por supuesto, aguardaban las de Estados Unidos. Y Pablo Lescano no los defraudó.