NUEVO ESTILO EN LA CUMBIA NEUQUINA, PARA AVANZAR A TODO EL PAÍS

Esta es una banda que nació en plena cuarentena por el Covid-19.

Más concretamente, en mayo de este año, a propuesta de Gustavo Guerrero, oriundo de la ciudad de Chos Malal, capital histórica y cultural de la provincia de Neuquén.

Él es el acordeonista, animador y director de la banda.

En las distintas charlas por Wasap, previas y posteriores a los videos musicales que encararon con un grupo de colegas en forma virtual, Gustavo fue proponiendo un proyecto musical.

Sostuvo con firmeza que mediante la música podrían llevar alegría a los hogares en los tiempos difíciles que se atraviesa por el Covid.

Además, sostenía que debían dar otro estilo a la cumbia neuquina, un giro de rosca a lo que se viene escuchando.

Lo charló primero con el guirista Roberto “Chino” Rubio, Oriundo de Chos Malal, coordinador de desplazamientos sobre un escenario. La charla siguió con Eugenio Orellana, de la ciudad de Las Ovejas, quien es el bajista y encargado de grabación de la banda.

Luego fueron sumando a los demás músicos. La fecha fundacional de la banda es el 25 de Mayo 2020.

El primero en incorporarse fue el cantante Gustavo Albornoz, también de Chos Malal. Luego: Cristian Verdugo (tumbadoras), de Zapala; Maximiliano Gómez (timbales), de Chos Malal; Elías Retamal (teclados), de Zapala, y Alejandro Antilef (bongó), el único de la ciudad de Neuquén.

En estos meses el grupo presentó su música y su estilo. Le destacan el “swing”, la onda bien bailable, su alegría y la energía que transmite. Vienen creciendo a pasos agigantados.

Gustavo Guerrero le dijo a MDT:

-Tenemos un estilo propio. Y vamos a meterle pilas para que todo salga de excelente manera y que la gente pueda disfrutar de nuestra música. Por otro lado, somos una banda que lleva como estandarte la humildad y la sencillez. Jamás olvidaremos de dónde venimos,  la tierra que nos vio crecer, nuestras raíces…

Mucha gente nos pregunta sobre el nombre del grupo. Una parte, obviamente, porque es un grupo tropical, y otra parte es porque la vida siempre  da una revancha para poder reparar errores, levantarse si uno se cae y poder ayudar al prójimo. Siempre hay posibilidades de seguir adelante. Esa es nuestra consigna.