Para Marcelo “El Chino” González fue la noche soñada, con La Nueva Luna sonando a pleno y con el Luna Park “explotado”. Por eso el cantante no olvidará fácilmente el 20 de diciembre 2016, ese show en el mayor escenario de La Argentina al que bautizó como “La Navidad Lunática”.

Fue el cierre de año oficial para el grupo, con el segundo Luna Park en pocos meses. En agosto había sido el primero, también a estadio lleno, y ya desde ese momento se planeó el de diciembre, con el riesgo de que fuera pronto, de que el entusiasmo superara a la lógica y que las cosas no salieran como imaginaban los más confiados, entre ellos el propio vocalista.

*Leé la nota completa en la edición de papel.