EL MÁXIMO ÍDOLO DEL CUARTETO ERA AMIGO Y ADMIRADOR DEL GRAN RELATOR Y PERIODISTA

La muerte de Osvaldo “Turco” Wehbe no sólo sacudió ayer a los cordobeses, que lo conocían, que lo admiraban y querían.

También a miles de personas en todo el país (y gracias a Internet, también del mundo) que alguna vez siguieron sus relatos para Radio Rivadavia (con José María Muñoz), para Radio Continental (con Víctor Hugo Morales) o en las distintas emisoras cordobesas que lo cobijaron.

“El Turco” Wehbe fue un excelente periodista y relator deportivo que abrazó la profesión con pasión y dejó de lado su título de abogado. Nació, creció y vivió siempre en Río Cuarto, su lugar en el mundo, donde lo sorprendió un ACV del que ya no volvió.

Murió ayer a los 63 años y dejó infinidad de amigos, una vida vinculada a las pasiones populares y enormes relatos que hicieron historia.

“Río Cuarto nos dio uno de los mejores relatores de fútbol del país. Sus relatos hacían vibrar nuestros corazones. Te fuiste, Turco querido. Te vamos a extrañar mucho. Tu amigo…La Mona Jiménez”, escribió anoche en sus redes sociales el máximo ídolo cordobés.

Carlitos “La Mona” Jiménez grabó un video clip hace 19 años para el programa “Pasión deportiva”, que el Turco Wehbe conducía en la televisión cordobesa.

“Turquito, turquito querido…”, cantaba La Mona desde el video clip que acompañaba al programa.

Más de una vez La Mona salió al aire para hablar de fútbol y de cuarteto en los programas que conducía Wehbe con su equipo de periodistas en Cadena 3 o Radio Universidad de Córdoba.

Ayer se apagó la luz del gran “Turco” del relato deportivo, uno de los más grandes que dio La Argentina.

Lo despidieron los clubes cordobeses de fútbol y también muchos de Buenos Aires, los políticos de su provincia y también periodistas que trabajaron con él o que lo conocieron en los distintos caminos de la profesión, como Marcelo Tinelli, Daniel Arcucci o Juan Pablo Varsky.

Lo despidieron futbolistas como Daniel Valencia y Pablo Aimar, entre tantos otros, y también el pueblo, la gente común que lo escuchaba con veneración y que salió a expresar su emoción en los distintos programas de las radios cordobesas.

Este es el video que en su momento grabó La Mona para el programa de Osvaldo Wehbe.