ESTRELLA EN LA TV, NUEVO NOVIO Y UN ESPECTÁCULO CON SU HIJA

La princesita de la movida tropical argentina termina el 2020 con todas las luces.

A ella no le afectó tanto laboralmente el largo encierro sanitario en la Argentina por el Covid.

Logró un importante papel en la televisión, como jurado en el reality “Cantando por un sueño 2020”, de Canal 13.

Y ese nuevo desafío en la TV de mayor rating lo superó con holgura, por lo que se convirtió en una figura con proyección para el medio.

Todo esto sin abandonar su carrera de cantante, que comenzó a reactivarse junto con la actividad.

Es protagonista del espectáculo “Una mágica navidad”, de Flavio Mendoza, que hasta el 25 de diciembre se presentará en el Casino de Buenos Aires.

Una obra en la que ya vivió emociones intensas al compartir escenario con Sol, la hija nacida de su relación con El Polaco.

Sol reveló hace ya un tiempo que en su sangre lleva el ADN de los artistas y comienza a demostrarlo.  

Otro motivo de satisfacción para Karina es su vida amorosa.

En estos días subió a su cuenta oficial de Instagram la primera foto con su nuevo novio, el físico, profesor y también músico Nicolás Furman.

En una de las tantas notas que ahora le hacen en la TV contó que no estaba muy segura de blanquear la relación (prefería esperar un poco más), pero que los medios la fueron “empujando”, porque de tanto seguirla igual se hubieran enterado.

En la foto que publicó en su red social se mostró mimosa con su novio y, además, le agregó un corazoncito.

La princesita llega a la Navidad 2020 muy enamorada.