GABRIEL GONZÁLEZ Y SU BANDA VOLVIERON  FELICES A LAS RUTAS Y A LOS SHOWS

El fin de semana pasado La Nueva Luna del Chino tocó en distintos escenarios de Mendoza y San Juan.

En la foto se ve a la banda en una postal que les regaló Villa San Carlos, en Mendoza, en un momento de la gira.

Los músicos, y su representante Florencia Mazzaferri (en la foto con ellos), extrañaban momentos como los que vivieron en esta nueva gira, en el arranque de los shows presenciales.

De a poco La Argentina va venciendo a la pandemia y los músicos comenzaron a tener más oportunidades de mostrar sus éxitos y las nuevas creaciones.

El cantante Gabriel González  habló con MDT sobre los meses pasados y sobre las novedades de la banda.

-¿Cómo pasaste la parte más dura de la pandemia?

– La verdad que muy mal, porque toda mí economía estaba apoyada totalmente en la música y hubo momentos muy duros en cuanto a lo económico. Pero, gracias a Dios, con mi familia sabemos estar unidos tanto en las buenas como en las malas. Y mentiríamos si digo que es la primera vez que la pasamos mal.

-¿-Te contagiaste,  o alguien de la familia?

-Yo tuve COVID en diciembre, fui asintomático y me di cuenta porque me tuve que hacer un PCR para una gira a Misiones y dio positivo, y a mí mamá estos días le dieron el alta. Tuvo la enfermedad y con síntomas muy fuertes, pero gracias a Dios ya está bien.

-Con el encierro, no podías trabajar con la música, ¿a qué te dedicabas, cómo fuiste tirando…?

-La verdad que al principio costó muchísimo porque veníamos de una rutina en la que salíamos de gira absolutamente todos los fines de semana; luego, uno trató de sobrellevarlo, pero la verdad es que se extrañaba nuestra vida. Yo de mí parte no tuve que optar por hacer otra cosa, como le ha pasado a otros artistas, pero estuve muy cerca.

-Hay temas nuevos.

-Sí, ya estamos terminando algunos temas que vamos a ir publicando de a uno, así que muy pronto vamos a volver a publicar material propio e inédito.

-¿Qué sentiste en el primer show en vivo, con el público enfrente?

-El primer show, luego de estar parado por meses, fue un alivio gigante, no solo por lo económico sino en lo anímico, ya que la música es mi vida, mí pasión. Y espero que se vaya liberando cada vez más, así podemos volver a tener el contacto con la gente como se tenía antes.

-¿Se vienen muchas giras?

-Gracias a Dios, tenemos programado todo lo que resta del mes de septiembre y octubre… El fin de semana pasado estuvimos en Mendoza y San Juan, el próximo tenemos interior de Buenos Aires; luego vienen Misiones, Tucumán, Chaco y Corrientes. Y así se va sumando más el trabajo. Antes de fin de año tal vez hagamos una gira a Bolivia también. Para los músicos es un volver a vivir después de tantas amarguras pasadas.