EL FIN DE SEMANA COMENZARON LAS RESTRICCIONES PARA EVENTOS PÚBLICOS EN LA ARGENTINA: ¿QUÉ HICIERON LOS GRUPOS?

Si bien la crisis económica en el país es muy fuerte y la mayoría de las productoras y bandas andan a los saltos, como muchos, al lamento por tener que parar de trabajar lo superó la conciencia de que primero está la salud.

Es una ley de la vida: si no hay salud, no hay nada.

Algunos no tuvieron tiempo de arriesgarse porque llegaron las disposiciones gubernamentales de suspender eventos públicos y grandes aglomeraciones.

Otros tuvieron que cumplir contratos vigentes, como El Retutu en San Juan, donde todavía no existía veda, y en sus redes sociales enfrentó críticas.

Otro lo decidieron por su cuenta y suspendieron todo.

Uno de los primeros fue Oscar Belondi, quien anunció públicamente que levantaba todos los shows de los grupos de su productora por 15 días. Estamos hablando de La Repandilla, Eh!!!Guacho y La Base.

Después los siguieron todos y comenzaron a anunciarlo en las redes sociales.

¿Qué hicieron en este fin de semana atípico? La mayoría se dedicó a la familia, como no ocurre muy seguido y subieron fotos a sus redes sociales.

En lugar de imágenes de algún show, transmitieron al público en general cuestiones más domésticas, como la picada que prepararon (Mario Luis), el pan casero con el que lo sorprendieron (El Mago Benítez) o la foto del cumpleaños de su hija (Ulises Bueno).

Otros, no pudieron evitar el ensayo de temas con videos en vivo para los fans (July, de Los Turros, y, por supuesto, el pionero en eso: El Guachoón), para despuntar el vicio de la música.

Johana, afectada por la suspensión de tres recitales provinciales muy importantes, lo tomó con calma y se dedicó a grabar con sus amigos de Los Varriletes.

Diego Mujica subió un video de su descanso junto al mar. Tambó Tambó en estilo onda de amor y paz.

Muchas bandas pasaron por el estudio de Pasión de Sábado, que esta vez mostró un panorama diferente a cada fin de semana, sin público en las tribunas, poca gente en los alrededores del piso donde están las cámaras, casi nadie en el sector del bar y escasos fans merodeando por el sector de estacionamiento.

Otros, directamente se llamaron a silencio, recluidos, después de haber anunciado (ellos o sus productores) que se suspendían los shows por causa mayor.

La movida tropical, como toda La Argentina, está expectante y bien guardada por una pandemia que está causando estragos.