Yo tengo el orgullo de haber arrancado en este grupo y de continuar firme acá, remarcando día a día que La Base sigue vigente. Gira tras gira me sorprendo y me emociono con las cosas que vivo, con la respuesta de la gente a nuestra música, con los recuerdos y con los reencuentros con gente que nos vio hace muchos años y que se acerca a saludarnos después de tanto tiempo- afirmó Leo, el histórico bajista de la banda, más conocido como El Judío.
Recién llegado a Buenos Aires de una gira por Bolivia, contó que cumplió años en pleno viaje de regreso y que, además, una de las tantas emociones vividas en el país del altiplano fue haber regresado a Sucre (tocaron también en Cochabamba) después de 15 años y que se sorprendió con el fervor de la gente.
-Parecía que estábamos en el 2004, que fue la última vez que La Base tocó en esa ciudad. Me lo decía “El Pato” Peña, un hombre de una radio que en aquel momento nos había hecho una nota y que ahora nos hizo otra y lo recordaba- contó El Judío, todavía maravillado por tantas vivencias.
(Una parte de la nota publicada en MDT 141, que encontrás actualmente en los puestos de diarios y revistas. En esta edición se incluye un póster de La Base).