MUCHOS SOSTIENEN QUE NADIE HABLABA DE “CUMBIA SANTAFESINA” HASTA QUE ÉL CREÓ LOS DEL BOHÍO Y LOGRÓ IMPONER SUS TEMAS

(PRIMERA PARTE)

Esta nota se publicó en dos ediciones, MDT 75 y 76 (mayo y junio 2013). La iremos repitiendo, ahora en esta página, en distintas entregas.

“El hombre se mueve por los lugares de siempre con las maneras de siempre.

Lo único que cambió es su mirada. Es como si quisiera guardar todo en la memoria y como si anduviera con ganas de abrazar a todo el mundo. Muchos lo definen como “más sensible”, como si eso fuera posible para un tipo que transitó la vida navegando en el mar de los sentimientos.

Igual, no sólo cambió él después de “aquello”, sino también la gente con él.

Aquello fue una dura operación por un cáncer de amígdalas que se le desató seis meses antes. En junio se va a cumplir un año de la intervención.

Hoy se siente bien. Lo cuenta sin dramatismo, con la voz más grave que antes.

-Gracias a Dios estoy mejor. Ayuda mucho el apoyo familiar. Mi gente me demostró que es de fierro. Mi esposa, mis tres hijos y mi hija. Me emocioné mucho en febrero cuando le festejamos los 15 años. Lo pudimos hacer…y salió todo muy lindo.

Juan Carlos Denis es una figura fundamental de la música popular santafesina. Muchos lo valoran desde hace décadas y lamentaron su enfermedad. No sólo se sucedieron cadenas de oraciones por su estado. Además, amigos y colegas se movieron para ayudarlo de mil maneras.

Felizmente Juan Carlos se recuperó. Y los acordes de su guitarra mágica, la música romántica y emblemática que generó, siguen emocionando. Todos lo definen como el auténtico creador de la cumbia santafesina. Un término que no se usaba hasta que su grupo llegó a Buenos Aires. Antes de ese viaje, en Santa Fe se editó el primer disco y causó furor. Fue una sorpresa mayúscula para el propio editor, Martín “Chany” Gutiérrez, que no confiaba mucho en esa banda que hacía cumbia “distinta”, romántica en lugar de festiva y con el protagonismo de la guitarra en vez del clásico acordeón. 

Juan Carlos aceptaba las dudas de Chany, que sobre todo era su amigo. Estaba acostumbrado a los contratiempos, desaires y críticas desde que decidió probar con un estilo nuevo. El, un tímido admirador de Cacho Tirao, sospechaba que a la gente le gustarían nuevos sonidos para la cumbia. Y remó contra la corriente. Fue el gestor de un género que luego dio tantos nombres conocidos en el país, como Los del Fuego (Juan Carlos “Banana” Mascheroni fue el segundo cantante de Bohío).

Para entender lo que “inventó” Denis hay que atender las palabras de Víctor “El ratón” Duarte, el histórico cantante de Los Lamas, quien fuera primer vocalista de Bohío: “Juan Carlos es un tipo de un bajísimo perfil y nunca hizo alarde de nada. Pero él es el creador de la cumbia santafesina. Porque la cumbia con acordeón es una variación de lo que se hace en Colombia. Sin embargo, la cumbia con guitarra y bajo eléctrico no lo hizo nadie antes que Los del Bohío. Bovea y sus Vallenatos habían incorporado la guitarra criolla. Pero el primero en usar la guitarra eléctrica fue Juan Carlos. Cuando lo escuché por primera vez me voló la cabeza”.

De todo eso se habló con Juan Carlos Denis en una larga nota. De su historia surgen también muchas otras, con protagonistas de la cumbia santafesina que se cruzan. Nos contó de cada uno de los cantantes que lo acompañaron y reveló cuál es su preferido en el género.  

(CONTINUARÁ)