Ese es el título elegido para un disco que llegó después de cinco años. Otro hito en el 2015, que incluyó momentos inolvidables para el grupo en Bolivia, Perú, Chile (adonde volvió casi 15 años después), Estados Unidos y todo el país.

Néstor Ameri, ese joven veterano de la movida, aún no está inmune a las emociones. Y en el año fue sacudido muchas veces por los desbordes de pasión y sentimiento que suele generar la música. Todavía lo conmueven esos gritos, esos ojos vidriosos, esas manos extendidas, esas palabras de agradecimiento de chicos y grandes. Tantos años pasados sobre un escenario no han hecho sedimento aún en sus sentimientos. ¿Alguna vez logrará la coraza que se necesita para no conmoverse tanto?

-Difícil-contesta con una sonrisa.

-¿Por qué eligieron este título para el CD?

-A veces uno elige una frase o a veces el título de un tema como mensaje. Este último fue el caso esta vez. Porque el tema tiene mucha fuerza y un contenido importante. Y también porque nosotros sentimos que estamos “Más allá de las estrellas”. No nos interesan las lucecitas de colores del escenario, sino la gente. Estamos más allá de las estrellas. Somos gente normal que hace música.

*Leé la nota completa en la edición 105.