¿POR QUÉ HIZO EMOCIONAR A EXEQUIEL ZEBALLOS, FIGURA DE BOCA?

Le dicen “changuito”, como a todos los niños de Santiago del Estero. Exequiel Zeballos lleva el apodo con orgullo, porque le recuerda a cada paso su origen, su infancia, su familia y a su tierra querida.

El futbolista que está dando sus primeros pasos en Boca Juniors y en cuyo futuro ya asoma Europa (está en los planes de Sevilla, de España), vive lindos momentos en sus vacaciones en Santiago del Estero, donde pasa las fiestas de fin de año antes de volver a entrenar con el “Xeneize”.

Por un tiempo alejado de los rigores propios que rodean a un futbolista profesional, “El changuito” estuvo de festejo con amigos en un boliche bailable de su ciudad, La Banda.

Fue a ver el recital en vivo de uno de sus ídolos, Huguito Flores, a quien admira desde que era un niño, cuando el cantante era la figura principal de El Súper Quinteto. Huguito Flores también vive en La Banda.

Uno de los grandes éxitos de El Súper fue “Tres noches”, que a Huguito Flores todavía le siguen pidiendo en cada recital que da en todo el país, ahora como solista.

Zeballos llegó a Boca cuando tenía 11 años, luego de ser captado por un “caza talentos” que lo vio en un torneo en Rafaela, Santa Fe, adonde fue como integrante del equipo del Club Sarmiento, de La Banda.

A los 14 años se mudó a Buenos Aires, para vivir en la pensión de Boca.

Allí, día a día, y también en las concentraciones o en los viajes en micro que se fueron dando en las distintas etapas de su carrera futbolística, “El changuito” siempre llevó presente a la guaracha santiagueña, un género propio de la provincia dentro de la música tropical.

Sus compañeros conocieron su repertorio, que incluyó siempre el tema “Tres noches”.

Zeballos pasó por la selección argentina Sub 17 (fue campeón sudamericano en 2019, en Lima, Perú, y marcó un gol en ese torneo).

En noviembre 2020 debutó en primera división. Todo el 2021 fue gran figura de la reserva, un equipo brillante que comandaba Sebastián Battaglia hasta que el técnico comenzó a dirigir el equipo principal, tras la salida de Miguel Ángel Russo.

“El Changuito” tuvo más rodaje en primera y saltó a la consideración general como una de las “joyitas” de Boca.

No se achicó ante la fama repentina. Luego de consagrarse campeón en la Copa Argentina con el plantel de primera, también brilló en el reciente amistoso contra Barcelona, de España. Marcó el tanto de Boca, el empate 1 a 1 que derivó en la definición por penales y el triunfo del equipo argentino.

“El changuito” es hoy toda una figura en La Banda y su presencia en el boliche donde cantaba Huguito Flores fue destacado, lo que derivó en un saludo especial del cantante en pleno recital.

Luego, Exequiel estuvo con los músicos y hasta recibió un regalo de Huguito, que fue filmado: un mini recital “a capella” de “Tres noches”, la canción que acompaña al “Changuito” desde su infancia y que tantas emociones le sigue generando cuando lo canta en Buenos Aires o adonde lo lleve su profesión de futbolista.