FELICIDAD, Y TAMBIÉN PREOCUPACIÓN, EN EL REGRESO A LOS ESCENARIOS

La charla con Hernán e Hilda, los vocalistas de la famosa agrupación argentina de cumbia bailable y romántica, tuvo un marco inevitable: la pandemia que golpea al mundo.

En el país, la movida tropical tuvo siempre como modalidad los shows en locales con público, en salones donde la gente baila, además de los que brinda en teatros o anfiteatros.

 Además, los grupos argentinos del género siempre viajaron mucho, no sólo dentro del territorio argentino, sino también a los países limítrofes. Y hasta más lejos.

Santa Marta es uno de ellos, debido a la gran cantidad de seguidores que sumó en 22 años de trayectoria.

 La movida tropical y del cuarteto argentino dejó de trabajar en la semana del 13 de marzo 2020 y durante casi un año lo hizo en forma virtual.

Santa Marta, como muchos otros grupos, volvió hace muy poco a los shows en vivo, con público presencial. Y lo va haciendo en forma paulatina porque la pandemia no afloja, por lo cual el regreso se da en el marco de protocolos sanitarios para evitar los contagios.

-¿Cómo se sintió el regreso a los escenarios, al contacto con el público?- le preguntamos a Hernán e Hilda en el inicio de la nota.

(Hernán)-La verdad es que volver a tocar en vivo es lo que estábamos esperando, así que nos sentimos fantásticos. Reencontrarnos con nuestro público es lo que realmente queríamos. Fue como la primera vez, que uno anhelaba muchísimo. Imaginate que estuvimos esperando un año. Deseábamos regresar y uno pensaba en cómo iba a ser. Fue algo muy lindo. Lo único feo es que no podés tener contacto, sacarte una foto, darte un abrazo. Eso sí lo extrañamos. Éramos de sacarnos muchas fotos. Eso no se puede hacer y es una diferencia con lo de antes. Pero, bueno, sabemos cuál es la situación.

-Se hizo muy largo este encierro. ¿Cómo lo llevaron? Hablamos al principio de la cuarentena, pero nadie se imaginaba que se prolongaría tanto. ¿Lo sufrieron?

(Hernán)-Sí, se hizo muy largo, como para todo el mundo. Nadie estaba preparado para recibir esta nueva forma de vivir.

(Hilda)-De hecho, no terminó, y eso es lo más triste. Con lo cual tenemos que seguir con todos los protocolos y las condiciones de cuidado.

(Hernán)-Ya vimos lo que pasó en Europa.

(Hilda)-Aparte lo estamos sufriendo muchísimo y parece que hay que esperar un poquito más todavía.

-¿Cómo trató la enfermedad al grupo y a los seres queridos de todo Santa Marta?

(Hernán)-A nivel grupo, bastante bien hasta el momento. Toco madera, como decimos en La Argentina. Sí se enfermaron algunos familiares. La mayoría no sufrió tanto, pero yo tuve un mal momento cercano porque se nos complicó mi “viejo”, que es una persona mayor, de 76 años. Nos asustamos bastante. Pero, gracias a Dios, hoy está todo perfecto.

(Hilda)- Gracias a Dios no hemos tenido ningún caso para lamentar. Y nos solidarizamos, por supuesto, con la gente que ha tenido pérdidas y con la que está pasando un mal momento por este flagelo odioso y que ojalá todos podamos salir de esto lo más airosos posible.