El hijo de Marcelo “El Chino” González, el desaparecido cantante de La Nueva Luna, ya viajó varias veces a Bolivia con su banda y siente que en cada ocasión va cosechando más reconocimiento.

La imagen es de su última gira y se lo ve contento en medio de una importante celebración. Gabriel González está feliz porque quienes confiaron en él en Bolivia, desde que arrancó con su banda, lo siguen haciendo.

“La gente también nos apoya y nos reconoce como herederos de un gran legado”, dice Gabriel González, orgulloso de responder con buena música al título que lleva su formación (La Nueva Luna del Chino).