LO LLAMAN “EL ÁNGEL DE LA CUMBIA”

La cuarentena viene frenando sus lanzamientos, sus presentaciones y la concreción de videos. Por eso, Franthony está muy ansioso, aunque cree en los tiempos que va marcando el destino.

-No me apuro –le dice a MDT-. Todo va a llegar en su momento, como ocurrió con esta etapa de mi vida como cantante, que tomó un rumbo muy lindo desde que conocí a Roger Rosas, ex corista de Rodrigo.

-Inclusive, conocerlo fue una casualidad. ¿No?

-Claro. En realidad no sé si llamarlo así o definirlo como causalidad o destino. Lo concreto es que un día lo vi en un comercio donde trabajo y lo reconocí.

-¿Cómo fue?

-En el negocio sonaban temas de Rodrigo y en un momento veo que una persona seguía el ritmo con los pies, hasta bailaba por momentos y también cantaba. Cuando lo miré bien lo reconocí, porque soy fanático de Rodrigo desde chico. Me presenté. Le dije que lo tenía visto y le hablé de mi amor por la música.

-¿En ese momento le pasaste tus temas?

-No. Charlamos un rato y me pasó su teléfono. Después lo llamé. Volvimos a encontrarnos y ahí le hice escuchar lo último que había grabado. Le gustó. Pero no tanto. Me dijo que, para él, faltaba “sabor”. Al final terminamos en otra producción, en otro estilo, con nuevos temas, varios de ellos propios.

-Estás muy entusiasmado.

-Sí, mucho. Estoy en la productora de Roger, tenemos muchas canciones listas y esperamos que pase la cuarentena para arrancar con todo. Tengo muchos sueños. Entre ellos, presentar mis canciones en el piso de Pasión de Sábado. Y que a la gente le gusten las canciones. Las letras y el ritmo. Que la gente no pare de bailar con mis temas.