UN RECITAL EMOTIVO EN EL TEATRO DE SAN ISIDRO

-Ahora todas son risas, pero ni te imaginás lo que pasé en estos días- contó Erica luego del recital que brindó con su banda en el tradicional Teatro Stella Maris, de San Isidro.

Se trata de un escenario histórico y un ícono cultural de toda la zona norte del conurbano bonaerense.

Erica y Su Nueva Sonora brindaron su recital en el Día de la Primavera a sala llena, a pura emoción, acompañados por fieles seguidores que no pararon de cantar y de bailar con “Es mi culpa”, “Mientes tan bien”, “Dejémoslo así”, “Mentiras” y tantos otros éxitos que la banda logró imponer en la movida tropical argentina en la breve etapa que la cantante lleva como solista.

 El último de esos sucesos es “Las solteras”, que se va imponiendo como un himno entre las que están en esa condición…o añoran esa etapa de su vida.

Aunque le cante a las solteras con mucha actitud, Erica está felizmente casada con Matías (en la foto de abajo junto a ella y el representante Jorge Ovejero), un sostén importante en su carrera.

-Le agradezco a Dios por todo lo que me pasó en el teatro, porque salió todo ¡espectacular! Una parte importante de lo que hicimos fue obra de mi marido, que me insistía en que yo podía. ¡Y pude!- le dijo Erica a MDT.

-Fue una previa de muchas emociones.

-Totalmente. Ya desde el momento que encaramos este recital. Muchos nervios, miedos, enojos cuando algo no cuadraba, ansiedad cuando se fue acercando el momento…Todo eso te da hacer un teatro, que por ahí no pasa cuando te toca cantar en los lugares adónde vamos siempre, a los que ya estamos acostumbrados.

-Es que se trata de otro público.

-¡Claro! Otros desafíos, otras emociones…Ahora sólo me salen palabras de agradecimiento. Al público, a los asistentes, a los músicos, a mis auspiciantes que me acompañan desde siempre (Cletos Garín, Traka Design y Traslados Munro Oeste), a mi familia, amigos, vecinos, allegados…No alcanzan las palabras para agradecerles por habernos acompañado.

-Lloraste mucho, aunque esta vez fue por la alegría.

-¡Sí! Agradezco también a mi representante, Jorge Ovejero, nuestro querido Oveja, que se quedó desde el principio hasta el final junto a su hermosa mujer, Gladys. También, un abrazo y beso enorme a los invitados, Valeska, El Máquina, Roly, Luna, Kapocha DJ y Ale Beltzer, un genio, que siempre confía en nosotros. Todos me hacen sentir tan bien y, ¿Ves? ¡Otra vez estoy llorando de emoción!

/