“MUCHA GENTE SE IDENTIFICA CON “NOS VOLVIMOS A BUSCAR”

El cantante de cumbia romántica se refiere a su última canción, cuyo video clip cuenta con la participación de una colega a la que admira: Verónica Ávila.

A diferencia de la mayor parte de su producción, se trata de una adaptación, no de un tema propio de Enrique.

-“Nos volvimos a buscar” es un cover mexicano. Es sabido que me gusta componer y escribir y que es muy difícil que grabe material de otros artistas. Sin embargo, se dio que con la cuarentena estuve mirando mucho YouTube y me gustaron algunos temas mexicanos, entre ellos éste, que creo nadie grabó en Argentina. O al menos yo no lo vi. Cuando grabo una canción que no es mía me gusta potenciar la parte de intérprete. Con ésta lo conseguí. Me gustó que pudiera hacer mía la historia y eso se notó en el video.

-¿Dónde lo grabaron?

-En el bar Cortés, de 44 y 17, un bar emblemático de La Plata. Lo grabamos con el gran Hugo Villanueva.

-¿Cómo se dio la participación de Verónica Ávila?

-Vero siempre me gustó, como lo gran artista que es. Me encanta como interpreta las canciones, como completa la letra con miradas, con sentimiento, y eso se ve cuando canta en los escenarios y en sus videos. Yo hice el guión del video y cuando me tocó buscar personajes se me vino a la cabeza su mirada fuerte y dije que quería eso. Al ver el video me di cuenta que no me equivoqué. Es una talentosa.

-¿Cuánto llevás en la música?

-Se puede decir que 20 años, pero en realidad lo mío arranca mucho más atrás, desde antes de terminar de estudiar, sólo que mi mamá me dijo que primero estaban los libros, jaja. Tuve distintas etapas, con muchas bandas de barrio. Todas me dejaron algo, algún aprendizaje, y después fue mi búsqueda personal. Siempre me gustó apostar a lo mío, a mis propias letras y composiciones. Eso hace más difícil todo.

-¿Cómo definís tu estilo?

-Cumbia romántica con acordeón, o cumbia romántica santafesina. Todo el mundo lo relaciona con Leo Mattioli, Trinidad y tantas bandas de allá. Igual, todos me dicen que lo hago con un estilo propio, que no termina sonando “igual a…”, por la cadencia del acordeón y por mi voz, ya que no trato de imitar a nadie. Siempre intento tener un estilo particular.

-¿Qué temas te dieron más alegrías hasta el momento?

-A mí me gusta hacer canciones con historia y que la gente se sienta identificada con lo que canto. Sin dudas, “Mi venganza” es una de las que más me hablan; también, “Todo vuelve”, que tiene video con Kate Rodríguez. Mucha gente me comentó que es verdad que todo vuelve en la vida y que todo se paga. Esa es una historia real de un amigo. Me la contó y yo la hice canción. Hay otro tema mío que ya tiene unos años, “Para qué mentir”, que también tuvo su repercusión. Por ejemplo, un muchacho uruguayo me reveló que el tema lo motivó para declararle su amor a una amiga. Eso me llenó de orgullo…

-¿Ya tuviste repercusiones con éste estreno?

-Hace muy poquito que lo presentamos, pero te cuento que sí, que ya me están contando cosas. Está gustando. Y todos coinciden en que les pega en el corazón, porque es verdad lo que dice la letra: hay amores inconclusos, historias que no terminan… Por último, te cuento que hay una canción que me sorprendió mucho…pero para mal.

-¿En serio? ¿Por qué?

-Hay mucha gente que se identifica con una canción mía que se llama “Mi masoquismo”. Me llegaron un montón de mensajes de gente que había pasado por esa situación. Lamentablemente es algo común. Todos conocemos a alguien que le pasó eso que cuento. Si no conocen el tema, los invito a que lo escuchen en YouTube o lo busquen en las plataformas digitales, como todo mi material. Lo bueno que se da con cada una de mis producciones es que después de escucharlas la gente se comunica conmigo y opina. Eso me parece muy valioso. Me llena de satisfacción.

/