El músico popular adelanta detalles de su recital del 13 de setiembre en el escenario de la ciudad bonaerense de Avellaneda

El Teatro Colonial es un objetivo para los artistas del espectáculo argentino. Todos quieren estar allí, por su trascendencia en el Gran Buenos Aires. No cualquiera lo consigue.

Por eso la expectativa de Ramón “El Mago” Benítez, que ya estuvo el año pasado, a pocos meses de su presentación en soledad con La Nueva. Ya no estaba a su lado Marcelo “El Chino” González, su compañero de la vida, con quien había fundado y llevado al éxito a La Nueva Luna.

El 13 de setiembre es la fecha marcada para el recital de El Mago y La Nueva en el Colonial. ¿Qué tiene preparado para esa noche?, le preguntamos en la nota publicada en MDT 145 (actualmente en los puestos de diarios y revistas).

Esto es parte de sus respuestas:

-Seguro vamos a hacer algo lindo. Yo siempre tuve muchas ideas en la cabeza y hoy las puedo plasmar despacito. Sabemos que va a ir mucha gente. Por las redes se está moviendo mucho, las entradas se están vendiendo bien desde que salieron al público. Y eso que falta bastante. Así que eso me pone muy contento. El espectáculo va a ser lo de siempre, lo que toda la vida brindó La Nueva Luna, tanto en el Luna Park, en el Gran Rex y en tantos lindos lugares. Allí hacemos todas las canciones, entre ellas algunas que la gente no escucha en los boliches. Por eso no nos ponemos un tiempo. Va a ser un show largo, para que disfrutemos todos.

-¿Invitados?

-Van a llegar solos. Hoy no te puedo decir quiénes porque no lo sé. Va a ir dándose en los días previos. No los invito, me saludan y luego caen. Y cuando están, yo los hago subir al escenario, si ellos quieren. En el anterior recital en el Colonial vino un chico de Corrientes. Allá nos cansamos de cantar chamamé juntos y le dije que se viniera a cantar conmigo en el teatro aunque sea medio tema. Para él fue un lindo momento y una buena oportunidad de subirse al escenario del Colonial, y para mí una felicidad enorme porque me gusta mucho el género y él es un cantorazo. Me corrí para verlo mejor. Daba gusto escucharlo.