Leo, más conocido como “El judío”, es el histórico bajista de La Base. Sobreviviente de la época dorada del grupo, es el “maestro” musical para los más jóvenes de la banda. Aunque también le destacan sus valores humanos, su palabra siempre amiga y el impulso permanente en favor de la formación.

A Leo le encanta la música, pero también hay otra cosa que le apasiona: la cocina. En cuarentena tiene más tiempo para dedicarle a las ollas, el horno y la parrilla. Y tienta a sus amigos con los pucheros, las pizzas, las medialunas y cuernitos con los que se castiga. Y ni que hablar cuando hace un fueguito para encarar un asado.

El sube las fotos a sus redes sociales y luego, según cuentan, se divierte con los comentarios que le escriben.