PASA LA CUARENTENA EN CHILE Y DESDE ALLÁ RECORDÓ DE MANERA ESPECIAL A ALGUIEN AL QUE QUIERE MUCHO

Por algo le dicen “El maestro”, sostendrán quienes lo conocen desde hace tantos años y lo quieren por distintas cuestiones, más allá de la música.

Hablamos de Antonio Ríos, quien está pasando la cuarentena en Chile, donde tiene una casa y suele pasar gran parte de su año. La cuarentena por el Covid-19 lo encontró allá.

Y desde el otro lado de la Cordillera de Los Andes le mandó un saludo de cumpleaños especial a su representante Chaco Franco, con quien tiene una relación de amistad profunda, más allá de lo laboral.

El vínculo artista-representante nació cuando Antonio formaba parte del Grupo Sombras. Cuando el cantante, con dos músicos más, decidió abrirse y formar MalaGata, Chacho se fue con ellos. Y siguieron juntos cuando “El Maestro” se hizo solista.

Nada afectó el vínculo laboral ni la amistad a lo largo de estos años.

La histórica oficina de Chacho Franco (foto), ubicada en la avenida Callao, a pocos metros del Congreso de la Nación, siempre fue el centro de reuniones y rondas interminables de mates de muchos programadores, vendedores de grupos y dueños de baile de todo el país que pasan por Buenos Aires para hacer negocios.

Allí se lo encuentra a veces a Antonio, riendo con las cataratas de anécdotas que se van sucediendo; distendidos y ajenos a lo laboral.

Esa oficina también fue epicentro de más de un problema originado por la condición de mujeriego que siempre acompañó a Antonio.  Y allí estaba siempre Chacho para poner el pecho por su amigo. Algo que suele recordar entre risas el propio cantante.

En el cumpleaños de Chacho, Antonio le mandó un video con una canción especialmente adaptada, con palabras sentidas.

Al recibirla, Chacho Franco se emocionó como pocas veces. La amistad siempre está por encima de cualquier cosa y no hace falta ningún presente o saludo para valorarlo. Pero hay regalos que hacen flaquear hasta al más fuerte.