Un fenómeno que crece a pasos agigantados en bailes y teatros; ¿los clásicos, los nuevos…?

Dale Q´Va grabó en vivo en Tornado, de José C. Paz. Un día antes, La K´Onga llenó el teatro Gran Ituzaingó. Días antes, el cuarteto sonó fuerte en el programa de Marcelo Tinelli, en muchos casos con bandas en vivo, como Ulises Bueno, Banda XXI y Jean Carlos.

El cuarteto vuelve a brillar en la capital del país y sus alrededores, como en aquellos años en que los bailes de Buenos Aires eran protagonizados por tantos grupos de Córdoba (entre otros, Sebastián, Pelusa, Miguel “Conejito” Alejandro y, luego, El Potro Rodrigo), en aquellos fines de semana inolvidable de tantos bailes, de tanta diversión en locales populares.

Hubo un momento en que el cuarteto retrocedió en la zona y venían muy pocos grupos, y esporádicamente. El cuarteto lo defendían Banda XXI (siempre llegó al menos una vez por mes), Al K Lá (vive en Ituzaingó, en el oeste del conurbano bonaerense) y unos pocos más.

Esporádicamente venía La Mona Jiménez y detrás de él fueron llegando, pero para cosas puntuales, Trulalá y otras bandas que brillan en la capital cordobesa, donde la competencia es feroz y los grandes protagonistas tienen afianzado su circuito comercial, por lo cual tiene que ser muy grande la compensación para salir.

Por eso, fueron creciendo los eventos de mitad de semana en Buenos Aires. Y el punta de lanza para que los empresarios tomaran en cuenta otra vez al cuarteto fue Ulises Bueno. Y detrás de él, con otras condiciones que se fueron dando, van llegando más.

Lo concreto es que hoy por hoy se van dando más espacios destinados al cuarteto, en teatros, en locales que funcionan todos los fines de semana o en espacios que se destinan por una vez a algún recital.

Y además de los mencionados van llegando muchas otras bandas y el cuarteto va sonando cada vez más y más fuerte en Buenos Aires.